Plataforma Cero
Publicación Mensual
Año 15 | Número 188 FEB 2019

Hola amigos!


Pese a las altas temperaturas, ya ha comenzado la campaña electoral que promete ser movidita. Los acomodados de la política, mayormente ubicados dentro de la "oposición", operando aquí y allá, se apuran como sea para entrar en las listas electorales y seguir viviendo de la política, porque de servicio e ideas, nada. Hay mucho que cambiar y refundar en la Argentina. Como el Congreso Nacional. Para que deje de ser refugio de corruptos, ineficientes y mediocres que se amparan en los fueros para huir de la justicia. Y empiece a funcionar como órgano representative de la democracia que ostentamos. Sin privilegios ni abusos. De nosotros depende.


Gracias por acompañarnos.
Maria Josefina Ramos


Un error deja afuera a los Kirchner
Silvina Martínez para La Nacion
28-01-2019


El decreto de necesidad y urgencia 62/2019 establece una herramienta para recuperar los bienes. Sin debatir sobre su constitucionalidad, analizaremos aquí por qué la expresidenta saldrá airosa cuando intenten aplicarle el decreto. Y aquí una de sus principales falencias. El articulo 5 del anexo del decreto 62/2019 (Régimen procesal de la acción civil de extinción de dominio) establece que estarán sujetos aquellos bienes incorporados con posterioridad a la fecha de presunta comisión del delito investigado. Veamos: en las causas Hotesur y Los Sauces fueron procesados por asociación ilícita y lavado de activos la familia Kirchner por el período comprendido entre 2010 y 2015. La mayoría de los inmuebles de los Kirchner fueron adquiridos en años anteriores. Los hoteles Alto Calafate, La Aldea de Chaltén y Las Dunas fueron adquiridos en 2008, como también los principales activos. Agrega el artículo 9 que solo será admisible como excepción de previo y especial pronunciamiento la acreditación de que el bien o derecho objeto de la demanda se incorporó al patrimonio del demandado con anterioridad a la fecha de presunta comisión del delito investigado. Fácilmente los Kirchner demostrarían que sus bienes fueron adquiridos antes de los delitos.

Ahora bien, como Cristina Kirchner también fue procesada en otras causas, como por ejemplo las causas de los cuadernos de las coimas , y en esos casos el período abarca desde 2003, bien podría indicarse que los bienes fueron adquiridos con posterioridad a la fecha de comisión del delito. Y aquí nos encontramos con un nuevo escollo para aplicar este DNU a los bienes de la familia Kirchner. Los sobreseimientos dictados (especialmente el del juez Norberto Oyarbide), en los cuales al analizar denuncias por enriquecimiento ilícito de la familia Kirchner se resolvió sobreseer a Néstor y Cristina. ¿Podrá un juez civil y comercial federal ordenar la extinción de dominio de los bienes de los Kirchner sin avanzar en la Justicia Penal con la reapertura de la causa de enriquecimiento de los expresidentes? La realidad en la Argentina hubiera sido diferente si el exjuez Norberto Oyarbide no hubiera salido por la puerta grande y un juicio político lo hubiera destituido. Como siempre, las mezquindades políticas prevalecieron sobre la racionalidad. Todos los ciudadanos reclamamos no solo una condena en tiempo justo, sino también poder recuperar el dinero robado. Todos sentimos de alguna u otra manera que lo que nos falta lo tienen los corruptos. Vemos el incremento patrimonial desmedido de los investigados en las múltiples causas de corrupción que proliferan en los tribunales de Comodoro Py . Fuimos testigos de herencias millonarias producto de la muerte de un expresidente que encabezó una asociación ilícita para saquear el Estado y dejarle el mando a su esposa, como sucede en la mafia.

Es necesaria la reapertura de la causa de enriquecimiento ilícito de la familia Kirchner y su revisión para que proceda la extinción de dominio de sus bienes. (lanacion.com.ar) Exdirectora de la Inspección General de Justicia, abogada especialista en corrupción


Salud
Hantavirus: en el país circulan 10 cepas y advierten que aumentó la población de ratones
Por el brote en Epuyén hay 10 muertos. Y se registraron otros dos fallecimientos, no vinculados a ese brote.
Rosario Medina para Clarin
17-01-2019


El brote de hantavirus en la localidad patagónica de Epuyén mantiene en alerta tanto a los sistemas y como a las autoridades de salud. El brote ya dejó 10 muertos de los 28 casos positivos reportados en la provincia de Chubut. Este martes se confirmó también un muerto por hantavirus en Salta y este miércoles, otro caso fatal en Gualeguaychú (Entre Ríos). En estos dos últimos casos se tratan de cepas diferentes a la que circula actualmente en el Sur. También en la provincia de Buenos Aires se conoció el caso de un hombre internado en Lomas de Zamora por hantavirus. En este caso, el hombre había viajado a la localidad bonaerense de San Andrés de Giles, otra de las zonas endémicas de hantavirus en el país, aunque también se trata de una cepa diferente a la de Epuyén. En Argentina, según datos de la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación, circulan dos especies de virus hanta (Andes y Laguna Negra) y hay por lo menos 10 genotipos virales diferentes. Ocho de estos 10 genotipos han sido asociados al síndrome cardiopulmonar por hantavirus, que es una de las formas graves de la enfermedad "El reservorio del virus es un ratón colilargo, que se encuentra en el sur y en todo el país. El ratón es el mismo, lo que varía es el tipo de virus. La variante que se encuentra en el sur es la más patógena", explica a Clarín el doctor Oscar Lencinas, presidente del Instituto Pasteur de la Ciudad de Buenos Aires. "En el sur hay mayor población de ratones. Además, en esta época del año, que hay más frutas, se alimentan y aumenta la población. Además, en los últimos años se ha observado que fue desapareciendo su predador natural, que son el zorro y la lechuza, estos animales son los que controlan la población de ratones. Si sacás el predador natural, se reproduce en grandes cantidades", agrega Lencinas. El titular del Pasteur remarca que para prevenir el hantavirus es importante bajar la población de ratones. Como prevención, en la Ciudad se realizan tareas de vigilancia epidemiológica, mediante la captura de ratones para analizarlos buscando si son portadores de diversas enfermedades, entre ellas el hantavirus. En la Ciudad, hasta el momento nunca se han detectado roedores positivos para hantavirus.

Hantavirus: cómo se contagia y cuáles son los síntomas

En la Argentina hay identificadas cuatro regiones endémicas: la región Norte (Salta y Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut). Según datos oficiales, en el país se producen anualmente entre 80 y 100 casos en promedio. Entre 2013 y 2018 se reportaron 111 muertos por hantavirus, lo que representa una letalidad de 18,6% en promedio. Sin embargo, en algunas provincias de la región sur la letalidad alcanza casi el 40%. Según información difundida por la Secretaría de Salud de la Nación, en el país circulan dos especies de virus hanta (Andes y Laguna Negra) y al menos 10 genotipos virales diferentes, 8 de ellos han sido asociados al síndrome cardiopulmonar por hantavirus: Andes sur; Andes lechiguanas, Andes Buenos Aires (HU39694), Andes Central Plata, Andes Orán, Andes Bermejo, Andes Juquitiba y Laguna Negra. Precisamente, el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, señaló hoy que el Instituto Anlis-Malbrán está trabajando en la secuenciación del genoma del virus detectado en Epuyén, que pertenece a la cepa Andes sur. "Lo que ha cambiado es la vía de transmisión, se sabía del contagio interhumano, pero en los últimos 20 años no había habido vías de contagio entre personas. Estamos trabajando para tipificar el virus y para ver si hubo o no una mutación que cambiara la vía de transmisión", señaló el secretario en diálogo con TN. "Tenemos que esperar los resultado del Malbrán, que es el instituto virológico más sofisticado de América latina y más avanzado en bioseguridad de la región. Allí están trabajando para secuenciar el virus y poder ver si mutó. A partir de ahí se podrá pensar en un tratamiento específico que hoy no existe", afirmó Rubinstein, que este miércoles visitó la zona de Epuyén y el hospital de Esquel.

Precauciones

Para las personas que visitan las zonas endémicas, es importante tener en cuenta algunos recaudos para evitar el contagio. "Si uno va a un campo, a hacer un picnic o a acampar, hay que tener mucho cuidado cuando está en contacto con ramas, o se sienta en el pasto y apoya las manos. Es importante lavarse bien las manos con agua y jabón. Cuidar los utensilios, guardarlos para que no queden en lugares donde puede andar el ratón", señala Lencinas. El hantavirus se transmite fundamentalmente por inhalación de aerosoles cargados de partículas virales que provienen de las heces, orina y saliva de ratones colilargos infectados. Pero también hay otras vías posibles de transmisión, como el contacto con excrementos o secreciones de roedores infectados con las mucosas conjuntival, nasal o bucal. "Es importante tener en cuenta los cuidados que se deben tener. Porque se transmite a través de la orina o excrementos del roedor. La gente va a acampar se tira al piso, ahí orinó el ratón, puso la mano y se produce el contagio de contacto. O se lleva un palito a la boca. La otra vía es la aérea. Cuando limpia un galpón, se levanta un polvo con el virus. Si no lo ventiló antes, se puede contagiar. Esa es la vía aérea. También se da la conjuntiva. Y a través de la boca, orofaringe. Una vez que entra en contacto, el virus tiene gran capacidad de penetrado", agrega Lencinas.

Síntomas

El hantavirus comparte una serie de síntomas generales compatibles con otras enfermedades. Se considera caso sospechoso a todo paciente que presente al momento de la consulta o en los últimos 45 días fiebre aguda de menos de 7 días de duración, cefaleas sin afección de las vías aéreas superiores. Quienes presenten dichos síntomas y hayan estado en zonas endémicas (existen cuatro regiones en la Argentina) o en contacto con una persona enferma, deben recurrir a un centro de salud, donde se pone en marcha un protocolo. El hantavirus no tiene un tratamiento específico, sólo se realiza un tratamiento sintomático.

Consejos para la tener en cuenta

Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones. Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas. Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías. Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo. Colocar huertas y leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio. Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones). Cubrirse la boca y la nariz con un barbijo N95 antes de ingresar. Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable. Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Consulte en el municipio si se dispone de un servicio de control de plagas. Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo. Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas.


En Buenos Aires nació el "G-2"
Diego Guelar para La Nacion
14-01-2019


PEKÍN.- El G-20 demostró en los últimos 10 años una gran capacidad de orientar acciones comunes y morigerar las tensiones y los conflictos que aún subsisten. Por primera vez en la historia, temas de gran complejidad comenzaron a presentar un nivel muy alto de consenso: la prioridad de la lucha contra la pobreza, la defensa del medio ambiente, y un frente unido para combatir el narcotráfico y el terrorismo. Frente a un siglo XX que vivió tres guerras globales y decenas de conflictos regionales, el siglo XXI presenta aún la posibilidad de ser un siglo de "paz y progreso" inédito en la historia de la humanidad (pese a unos dolorosos conflictos puntuales y los frecuentes ataques terroristas que causan daños materiales y lamentables pérdidas de vidas). Pese a estos avances, los primeros años del siglo XXI presentan una incertidumbre que no es posible dejar de soslayar. Los viejos nacionalismos que parecían desterrados han vuelto a aparecer generando un panorama lleno de dudas que no permite establecer un horizonte claro para superar los problemas identificados y retóricamente condenados a desaparecer. El resultado de la Cumbre del G-20 realizada en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1º de diciembre de 2018 nos plantea una luz de razonable esperanza. La llamada "guerra comercial" declarada por los Estados Unidos a China en junio del año pasado puso en alerta máxima a todo el mundo por sus eventuales consecuencias económicas, políticas y también militares. Si bien es difícil pensar en la ruptura de la mayor asociación entre dos naciones construida a lo largo de la historia -y eso es precisamente la relación chino-norteamericana- las señales eran (y son) harto preocupantes.

Sin embargo, contra todos los vaticinios, terminó con un documento consensuado que nos permite caminar hacia 2019 con una revitalización de la OMC y un giro desde la "guerra comercial" a una "tregua" inicial para lograr un nuevo statu quo de "negociación, conflicto y cooperación permanente" entre China y los Estados Unidos. El 1º de diciembre de 2018 nació oficialmente el G-2 en la cima de la pirámide truncada del poder mundial. La potencia hegemónica reinante y la emergente tienen la responsabilidad de superar la "trampa de Tucídides" y encontrar el camino del equilibrio entre la cooperación y la competencia que les permita a ambos convivir. El mundo es lo suficientemente grande como para que quepan los dos. Que China siga creciendo y los Estados Unidos continúen aportando su capacidad creativa y su responsabilidad global. La China moderna es un fenómeno muy nuevo, que necesita todavía aprender y madurar. Lo está haciendo iluminada por la sabiduría de una antigua civilización que está metabolizando su relación con Occidente. Su aparición como potencia emergente es y será muy positiva para las naciones en vías de desarrollo, que encontramos en ella un socio respetuoso y confiable. Los occidentales sabemos que nuestra cultura es extraordinaria, pero que también ha sido muy violenta. Este nuevo G-2 tiene el desafío de encontrar el camino del diálogo fecundo que haga de la relación Occidente-Oriente una nueva síntesis que nos permita dejar en el pasado una historia de guerras y odios, de los cuales debemos aprender, para no repetirlos. ( Embajador de la Argentina ante la República Popular China (lanacion.com.ar)
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.